Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Microterror en un Tweet

La habitación estaba helada. Un hombre apareció ante ella. Llevaba un escalpelo y una grabadora «Autopsia número 5. Blanca Hernández». El hombre dirigió la herramienta al cráneo de la joven. Intentó moverse. Intentó chillar. Pero su cuerpo no reaccionó. La cuchilla segó la carne.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: